El parque natural de Molentargius, conocido popularmente como «las salinas de Cagliari» es uno de los humedales más importantes del sur de Italia y es un área protegida ya que alberga un gran número de especies de aves que hacen sus nidos en la zona. La especie más característica son sus flamencos rosas.  Muchos de ellos tienen residencia permanente, lo que nos permitirá ir en su búsqueda en cualquier época del año.

molentargius-stagno-cagliari-aerea-1
Foto de la zona tomada desde el avión antes de aterrizar en Cagliari

Situado a las afueras de Cagliari  y cercano a Quartu Sant’Elena, al parque se puede acceder por dos zonas: una a través de la via Palma y la otra se encuentra en Quartu Sant’Elena situada en el viale della Musica.
Se trata de una de las excursiones preferidas de los turistas, para disfrutar de un paseo por la naturaleza en contacto con las aves del parque, en especial sus flamencos rosas, símbolo de Molentargius y a los que fácilmente se puede ver volando en grupo mientras atraviesan de una laguna a la otra.
molentargius-stagno-cagliari-2

molentargius-stagno-cagliari-5

El parque recibe su nombre en sardo de los burros, molenti, que eran el medio de transporte de la sal extraída en sus salinas. La explotación industrial de las salinas finalizó en 1985.

La visita al parque se divide en cuatro secciones o ecosistemas: los estanques de agua dulce de “Bellarosa Minore” y “Perdalonga”, y los de agua salada de “Bellarosa Maggiore” y «Molentargius».
A lo largo de la ruta, además del avistamiento de pájaros, encontraremos otras especies típicas de humedales como ranas, tortugas y culebras.
El horario para recorrer sus rutas y áreas protegidas es el siguiente:  De Mayo a Septiembre 8:00-20:00; y de Octubre a Abril de 8:00-18:00.
Oficina de información del Parco Naturale Regionale “Molentargius-Saline” tel. +39 070 37919201 – CEAS Molentargius tel +39 070 37919216

Comentario de la local:  Creo que esta vez no pudo ser elegido otro título más apropiado para nuestro post. Es muy común, de hecho, poder ver a los hermosos flamencos rosados cuando vuelan en grupos para pasar de una laguna a otra; y es igualmente fácil ver sus formas, con la cabeza bajo el agua, con la intención de buscar alimentos, mientras se circula en coche por la avenida de Poetto.

Sin embargo, no es tan simple ser capaz de fotografiarlos de cerca, a menos que se posea una cámara con una lente «importante». Como está claro, nosotras en Sardinia12, todavía no hemos conseguido este objetivo, pero estamos trabajando en ello y muy pronto esperamos poder mostrar algunas fotos tomadas por nosotras mismas de estos bellos animales.

Los flamencos rosados se han convertido en sedentarios en Cerdeña desde 1993. En el estanque de Molentargius encontraron su hábitat ideal para reproducirse y anidar. Las crías son llamadas «pollos»(polluelos)

No oculto que para nosotros, los sardos, el fenómeno de nidificación de los flamencos es un aspecto que nos hace sentir orgullosos de nuestra tierra y de las condiciones climáticas favorables que permiten este hecho.

Los flamencos deben su color rosado característico principalmente a los alimentos que consumen:  pequeños camarones que viven en la laguna. Con su largo pico curvado, los flamencos escarban debajo de la arena para recoger su comida. Tienen la capacidad de permanecer bajo el agua durante varios minutos, y lo hacen incluso esa actitud divertida, recogiendo una pata en lo alto entre sus plumas, y esto hace a estos animales aún más distintivos y divertidos. Muchas especies diferentes de aves habitan en la laguna. El parque Molentargius desde hace algún tiempo, se ha convertido en un destino para los profesionales de los observadores de aves. Los administradores del parque ofrecen la posibilidad de alquilar bicicletas y prismáticos por horas. Es una experiencia que recomiendo.

Hacia el atardecer, comienza el espectáculo de color. Los tonos rosados tienen la sartén por el mango: una puesta del sol rosada se une a la de la solución salina, a sus edificios antiguos (más de ese color), y a continuación se destacan más todavía debido a los conflictos ocasionados por las siluetas de  los flamencos. Dependiendo de la luz y los acontecimientos climáticos del día, cada atardecer estamos en presencia de una magia diferente, una magia que, aunque ocurre todos los días, nunca es la misma que el día anterior.
molentargius-stagno-cagliari-4

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *